logo_ilallum

Campamento ReaL

Jardines del Museo (Gavà)

La noche del 5 de enero y los días previos a la llegada de los Reyes Magos es, sin ningún tipo de duda, una de las épocas del año más mágicas. Mientras los más pequeños viven con nerviosismo e ilusión la llegada de Ses Majestades, los grandes se dejan llevar por este momento especial que rodea estas fechas. La luz de Oriente, los colores vivos, las teles vistosas y, sobre todo, los carteros reales convirtieron Gavà en el campamento perfecto para el cortejo de Sus Majestades. Los carteros reales se instalaron en los Jardines del Museo, en la plaza Dolors Clua de la localidad, el escenario perfecto para esperar su llegada.

El campamento estaba dividido en varias zonas, cada una perfectamente diferenciada y decorada para que los visitantes se sintieran como si hubieran hecho un viaje hacia Oriente. El diseño y la decoración fueron obra de RoomRoom Bebé y Estudi Cucut con quién trabajamos conjuntamente para llevar a cabo el proyecto. Y es que la decoración con teles vistosas, las pasarelas y los diversos espacios les transportaban hacia un poblado de aquella zona del planeta. La luz, de nuevo, nos permitió jugar y crear un ambiente único para que visitantes y los carteros reales se sintieran unos privilegiados de estar en un lugar tan especial.

letras luminosas A&K

Fecha: del 2 al 4  de Enero de 2016

Equipo: RoomRoom Bebe / Estudi Cucutilallum

Luces cálidas integradas en el techo de las pasarelas guiaban el camino por donde los niños tenían que pasar para entregar su carta al emisario de su rey favorito, marcando la atmósfera que se encontrarían en todo el recinto. La fachada de las casetas donde estaban los carteros de Melchor, Gaspar y Baltasar estaban iluminadas de manera teatral desde la azotea del museo para atraer la atención de los visitantes y en el interior de cada caseta un pequeño foco con filtros difusores y correctores de temperatura iluminaba el espacio para que cada uno de ellos se sintiera como en casa y fuera el protagonista único de su rincón. Y es que cada espacio tenía una iluminación pensada y trabajada para conseguir una ambiente extraordinario a partir de juegos de luces y sombras.

En el exterior, junto a la piscina, nuestras letras luminosas gigantes con el mensaje HOLA REIS daban la bienvenida al público, pero también a Sus Majestades y les avisaban de dónde estaba su cortejo, no fuera que se perdieran después del largo viaje. Las luces flotantes de colores cálidos que también había en la piscina multiplicaban la excepcionalidad de un acontecimiento como este gracias al reflejo que hacían en el agua.

El recinto estaba pensado y diseñado para que el máximo de cartas llegaran a Sus Majestades. Para los más tímidos o los que tenían más prisa, había un buzón mágico, vestido en tonos morados y dorados que enviaba la carta directamente a los Reyes. Este rincón lo iluminamos buscando resaltar en el máximo los contrastes y la magia del lugar. También los sueños y las ilusiones de los niños y niñas que colgaban del árbol de los deseos tenían una iluminación exclusiva hecho a partir de proyectors de luz ultravioleta que hacía que estos brillaran y resaltaran durante la oscuridad de la noche, dando el protagonismo real al deseo escrito. La zona de mercado y de las carpas de té también estaban perfectamente ambientadas con una luz muy funcional y discreta para que los viajeros ocasionales que en aquel momento habitaban el Jardín del Museo de Gavà tuvieran una estancia agradable.

Además, una serpiente de lucecitas guiaba a todos los visitantes hacia la salida, conectando el mercado y las carpas de té con el árbol de los deseos y con el photocall que la asociación de fotógrafos del municipio instaló antes de la salida para que todos los asistentes se llevaran un recuerdo de la velada.

letras luminosas A&K
letras luminosas A&K
letras luminosas A&K
letras luminosas A&K
letras luminosas A&K
letras luminosas A&K
letras luminosas A&K
letras luminosas A&K

El proyecto de iluminación del campamento de los carteros reales fue un encargo del área de Cultura del Ayuntamiento de Gavà, que durante tres días acogió el cortejo real en su ciudad, creando un espacio mágico y extraordinario como el que merece la visita de Sus Majestades. Todo con un objetivo claro: crear un ambiente discreto, agradable y sutil que acompañara los visitantes en este recorrido mágico por el Oriente.

Clica aquí y explícanos tus ideas, las haremos realidad.

Contacta con nosotros